CIENTÍFICOS ITALIANOS DESCIFRAN UNA ANTIGUA CARTA DEL SIGLO XVII ESCRITA POR EL DIABLO A TRAVÉS DE LAS MANOS DE LA VENERABLE SOR MARÍA CRUCIFICADA DE LA CONCEPCIÓN, HERMANA DE SAN JOSÉ MARÍA TOMASI

Retrato de la Venerable Sor María Crucificada de la Concepción (izquierda). La "Carta del Diablo" (derecha)
La "Carta del Diablo" es una misiva escrita en caracteres incomprensibles que lleva guardada más de tres siglos en el monasterio de clausura de Palma di Montechiaro, en Agrigento, Sicilia (Italia).

Dicha carta fue escrita por una monja benedictina del siglo XVII mientras estaba poseída por el diablo. Se trata de sor María Crucificada de la Concepción -Maria Crocifissa della Concezione-, declarada Venerable por el Papa Pío VI y enterrada en el monasterio. Era hermana de San José María Tomasi, Cardenal reformador italiano de la Orden de los Teatinos, beatificado por el Papa Pío VII en 1803 y canonizado por San Juan Pablo II en 1986.

Aunque muchas personas trataron de descifrarla a lo largo de los siglos, nadie tuvo éxito, sin haberse podido revelar su contenido por estar escrito con un código secreto. Nadie... hasta ahora. Finalmente, ha sido descifrada gracias al uso de unsoftware decodificador descubierto en la 'red oscura' (dark web).
Monasterio benedictino de Palma di Montechiaro, Agrigento, Sicilia (Italia).
La carta fue escrita en 1676 por sor María Crucificada de la Concepción -en el siglo, Isabella Tomasi-, quien afirmó que era un mensaje del diablo, escrito por el mismísimo Satanás usando sus manos. El diablo en persona le pidió que lo firmara, pero la monja, habiendo entendido el contenido de la misma, en su lugar escribió sólo "Ohimè" -que podría traducirse como: "¡Ay de mí!"-.

Una mañana de 1676, Isabella Tomasi (1645-1690), que había entrado en el convento benedictino de Palma di Montechiaro a los 15 años de edad, adoptando el nombre de sor Maria Crocifissa della Concezione, apareció cubierta de tinta con la misteriosa carta frente a ella y diciendo al resto de las religiosas que había sido poseída por Satanás, quien le había obligado a escribir el mensaje. La religiosa insistía en que era una treta de Lucifer para convencerla de servir al mal y no a Dios. Fue creída por el resto de las religiosas, pero ni ellas, ni las generaciones de monjas que vinieron después, pudieron descifrar el código secreto de la carta guardada en el convento desde entonces.

En la imagen, una de las copias que ha sobrevivido al paso del tiempo.
Durante mucho tiempo esta carta despertó, en vano, el interés de los eruditos, ya que el lenguaje utilizado era totalmente desconocido -aunque algunas palabras parecían ser griegas y árabes-, escribe el escritor Giuseppe Tomasi de Lampedusa en su novela "El Gatopardo". Habiendo ido al monasterio en 1955, quedó tan impresionado que quiso incluir este episodio en la novela, pero ocultando la figura de la hermana Crocifissa, que reflejó en el personaje de la "beata Corbera". Esta historia también se menciona en el documental "La Sicilia del Gatopardo", de Ugo Gregoretti, que también muestra la carta.

Casi tres siglos y medio después de redactarse la misiva, un grupo de científicos italianos ha logrado descifrar el código secreto utilizando un programa de software de descifrado que encontraron en la weboscura, descubriendo que realmente llevaba un mensaje diabólico. La monja jamás habría podido realizar ese código sola.

Según revela el diario británico "The Times" (ver aquí), el equipo de científicos, perteneciente al Centro de Ciencias Ludum de la ciudad de Catania, en Sicilia (Italia), utilizó un algoritmo que encontraron en la web oscura para descifrar la carta: "habíamos oído [hablar]acerca del software, que creemos que es utilizado por los servicios de inteligencia para romper códigos", ha afirmado Daniele Abate, director del centro. "Añadimos al software griego antiguo, árabe, el alfabeto rúnico y latín para usarlos como sustitutos de letras, y así demostrar que realmente [la carta] es diabólica", dijo.

El investigador añadió que numerosas sectas satánicas interesadas en la carta se han puesto en contacto con él casi inmediatamente después de publicar la investigación, de la cual ha ocultado algunos detalles.

El grupo de trabajo ha logrado traducir varias líneas de la carta, cuyo contenido versa sobre la relación entre los seres humanos, Dios y Satanás. En ella puede leerse que "Dios fue inventado por el hombre" y se refiere a la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, como "pesos muertos". También dice que "Dios piensa que puede liberar a los mortales" y que "este sistema no funciona para nadie".


FONTE: http://catholicvs.blogspot.com.br/

You Might Also Like

0 comentários

Mapa De Visitante